skip to main content

Public Health - Seattle & King County

Envenenamiento con monóxido de carbono

¿Qué es el monóxido de carbono?

El monóxido de carbono es un gas venenoso e inodoro que no se puede ver ni oler y puede matar a una persona en minutos. El monóxido de carbono se produce siempre que se quema cualquier combustible como el gas, aceite, querosén, madera o carbón de leña. Si los aparatos que queman combustible se mantienen y usan apropiadamente, la cantidad de monóxido de carbono producida normalmente no es peligrosa. Cientos de personas mueren accidentalmente todos los años por envenenamiento de monóxido de carbono, causado por aparatos que no se usan en forma apropiada o que están funcionando mal. Aún más personas mueren a causa del monóxido de carbono producido por los automóviles en marcha en vacío. El monóxido de carbono se puede acumular tan rápidamente que las víctimas se desvanecen antes de que puedan obtener ayuda.

Una vez inhalado, el monóxido de carbono:

  • Disminuye la capacidad de la sangre para transportar oxígeno;
  • Puede causar daño permanente al cerebro;
  • Puede causar dolores del pecho o ataques cardíacos en las personas con enfermedad del corazón.

¿Cuáles son los síntomas de envenenamiento por monóxido de carbono?

  • Dolor de cabeza
  • Mareos
  • Fatiga
  • Debilidad
  • Confusión
  • Náuseas

¿Cómo puedo prevenir el envenenamiento por monóxido de carbono?

  • Nunca queme carbón de leña dentro de las casas, carpas, caravanas (campers), vagonetas, los camiones, garajes o las casas rodantes. No queme ningún carbón de leña en la chimenea de su casa.
  • Nunca use equipo propulsado por gasolina en el interior. Se requiere "ventilación adecuada" al usar equipo propulsado por gasolina. Puede ser difícil determinar cuánta ventilación es "adecuada"; por lo tanto, use siempre este tipo de equipo afuera.
  • Nunca use un horno de gas para calentar su casa, incluso durante un tiempo corto.
  • Nunca haga funcionar un automóvil en un garaje, incluso cuando la puerta del garaje esté abierta.
  • Nunca duerma en una habitación mientras usa un calentador de gas o querosén no ventilado.
  • Asegúrese de que las chimeneas y los humeros estén en buenas condiciones y no estén bloqueados.
  • Cada año, haga chequear por personal especializado los aparatos de aceite y gas y las chimeneas, así como las estufas de leña.
  • Los dispositivos de alarma para el monóxido de carbono pueden proporcionar protección adicional, pero no deben reemplazar las otras medidas de prevención.

¿Qué se debe hacer si usted sospecha que alguien se ha envenenado con monóxido de carbono?

  • Mueva a la persona a un lugar con aire fresco inmediatamente.
  • Lleve a la persona a una sala de emergencia y dígales que usted sospecha envenenamiento por monóxido de carbono.